Un año de prisión por apropiarse del coche de un cliente tras el cierre del taller.

0
98

Imprimir

En diciembre de 2013, una conductora tuvo un accidente con su vehículo, por lo que llevó el coche a reparar a un taller. El acusado, que es también el dueño del taller, le dejó un vehículo de sustitución a la accidentada, donde semanas más tarde sufrió otro accidente con el nuevo vehículo; este nuevo accidente supusieron 2500€ por daños, y esta cantidad se comprometió a pagar la mujer accidentada al dueño del taller.
 
Por otro lado, en mayo de 2014, la compañía Mapfre le pagó al taller casi 2000€ para cubrir el coste de la reparación del primer vehículo siniestrado. El dueño del taller no reparó el coche, cerró la empresa y se quedó el coche de la mujer accidentada para circular con él.
 
Casi un año más tarde, el dueño del taller contactó con la propietaria del vehículo para que le pagase los 2500€ debidos del siniestro del coche de sustitución, y en abril del mismo año la guardia civil le paró al dueño del taller por cometer una infracción de tráfico, momento en el que se le detuvo al comprobar que no era su vehículo.
 
Por lo mencionado anteriormente, la Audiencia Provincial de Teruel le ha condenado a un año de prisión al dueño del taller por cometer un delito de apropiación indebida, ya que la no devolución del vehículo a su legítimo propietario, la falta de reparación del vehículo y el ánimo de lucro quedó probado con los actos del acusado. Además de esto, se le ha condenado a indemnizar a la propietaria del vehículo la cantidad de 3269,08€ por los daños que tenía el coche antes de ser indebidamente apropiado y por los causados posteriormente por el condenado [Enrique Lorenzo Andreu Zamorano].
 
Fuente: Comunicación Poder Judicial.
Acceso a la Sentencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here