Los gastos derivados de las compras de lentillas son extraordinarios y necesarios para la salud de los menores, por lo que deben ser satisfechos por ambos progenitores, aunque ya se usen gafas. Las lentes de contacto sirven para corregir un déficit de la salud visual, cuya necesidad no se excluye por el mero hecho de que también se usen gafas, pues tal utilización, como es un hecho notorio sería complementaria, al proporcionar las primeras una mejor experiencia de visión, y las segundas mejor hidratación ocular.

0
139

AAP de Madrid (Sección 22ª) de 15 de febrero de 2021, rec. nº 1467/2019. (Tol 8424259)
Accede al documento

“(…) En cuanto a la cantidad reclamada en concepto de lentillas (…) han de considerarse como gastos extraordinarios, siendo necesarios para la salud de la hija (…) Dichos gastos no son meramente estéticos, sino que responden a una necesidad médica de la hija común (…) Las lentes de contacto sirven para corregir un déficit de la salud visual, cuya necesidad no se excluye por el mero hecho de que también se usen gafas, pues tal utilización, como es un hecho notorio sería complementaria, al proporcionar las primeras una mejor experiencia de visión, y las segundas mejor hidratación ocular.” (R.J.2º). [J.F.S.R.].

print

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here