Matrimonio simulado: existencia. Nulidad de matrimonio contraído entre una marroquí y un español, que se encontraba en paro. La contrayente marroquí, en sede policial, en el marco de una investigación con relación a una organización criminal, dedicada al favorecimiento de la inmigración clandestina mediante falsificaciones documentales y matrimonios fraudulentos, declaró que había pagado al contrayente español 3000 euros a cambio de casarse con ella, habiendo aceptando este por su precaria situación económica, considerado la sentencia “significativo que en la declaración que este prestó ante la policía manifestó desconocer el apellido de ella y no recordar la fecha de la boda”

0
21
Imprimir

SAP Valencia (Sección 10ª), de 25 de noviembre de 2019, rec. nº 59/2019
Accede al documento

“La versión de los hechos que sostiene la apelante no quedó probada sin que puede apreciarse error alguno en la apreciación de la prueba que se hizo en la sentencia apelada. Las fotografías que se aportaron por los demandados nada acreditan, puesto que no consta la fecha en que fueron tomadas y, además, parece haber existido cierta relación entre los demandados, iniciada después de contraer matrimonio. Quedó probado que los litigantes contrajeron matrimonio sin intención de convivir ni iniciar una vida en común, sino cada uno de ellos con una finalidad distinta, él, con la de obtener un dinero, dado que estaba en desempleo, y ella, marroquí, con la de obtener la residencia legal en España pues había tenido problemas al respecto. Así lo manifestaron con toda claridad en las declaraciones que prestaron en sede policial (…) en el marco de una investigación policial con relación a una organización criminal dedicada al favorecimiento de la inmigración clandestina mediante falsificaciones documentales y matrimonios fraudulentos. (…) Dichas declaraciones se prestaron con la asistencia de Letrado colegiado en el Ilustre Colegio de Valencia y en las mismas consta con claridad no solo que se concertó el precio para el contrayente español sino también para el intermediario, a quien Dª Adelaida declaró que pagó 500 euros, siendo tal persona quién los puso en contacto y se encargó de realizar tramites administrativos. También declaró Dª Adelaida que concertó con D. Amadeo en pagarle 3.000 euros a cambio de casarse con ella, aceptando éste por su precaría situación económica, siendo significativo que en la declaración que este prestó ante la policía manifestó desconocer el apellido de ella y no recordar la fecha de la boda, narrando ambos, por separado y en días distintos, hechos sustancialmente iguales.” (F.J.1º) [A.B.B].

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here