Youtube, lugar de ejecución del delito para la aplicación de la pena de prohibición de acudir al lugar del delito, art. 48 CP

0
26

STS (Sala 2ª) de 2 de junio de 2022, rec. nº 1615/2020
Accede al documento

“(…) La cuestión, por tanto, se debe reconducir a si puede tener la consideración de «lugar de comisión del delito”, a los efectos del artículo 48 del CP, no sólo los lugares o espacios físicos sino también los espacios virtuales de encuentro y comunicación que se crean en Internet.
(…)

(…) partiendo de la definición ofrecida por la Real Academia de la Lengua para el término ‘lugar’, la primera acepción que se recoge es la de ‘espacio ocupado o que puede ser ocupado por un cuerpo cualquiera’.
(…)

(…) Así pues, un espacio de reunión como puede ser un foro, chat o red social puede tener cabida en la primera de las acepciones gramaticales del vocablo ‘lugar’, en tanto que la participación de individuos y la aportación de sus contenidos ocupa el espacio limitado de que tal foro o red dispone, limitando a su vez la disponibilidad del mismo para que pueda ser ocupado por otros individuos y sus respectivos contenidos, de tal manera que el compendio de la participación de cada uno de los sujetos constituye el ‘cuerpo’ perceptible evidentemente por todos los demás que participan en el mismo espacio, cumplimentando con ello la definición académica.
(…)

La Sala no puede identificarse con una concepción histórica del lugar de ejecución del delito que sólo entiende por tal un espacio físico, geográfico y perfectamente perceptible por los sentidos. El delito en su forma más convencional convive ahora con nuevas formas de ciberdelincuencia en las que su ejecución se desarrolla enteramente en redes telemáticas que, por definición, no son inmovilizables en un espacio físico perfectamente definible.

El ciberespacio ofrece un marco digital diferenciado de la realidad puramente física como espacio del delito. La experiencia más reciente enseña que las redes sociales no son sólo el instrumento para la comisión de algunos delitos de muy distinta naturaleza. Pueden ser también el escenario en el que el delito se comete, ya sea durante todo su desarrollo, ya en la ejecución de sólo algunos de los elementos del tipo.
(…)

En definitiva, la Sala no detecta una interpretación contra reo del art. 48 del CP cuando la primera sentencia de instancia considera que un delito como el reflejado en el relato de hechos probados puede entenderse cometido en Internet y es susceptible de generar la prohibición de volver a acceder a la red social en la que ese delito se ideo, se desarrolló y se divulgó.” (FD 3) [A.C.T.].

print

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here