Jurisprudencia: Trascendencia del ánimo libidinoso en el delito de abusos sexuales.

1
4394
Imprimir
jurisprudencia derecho penal

STS (Sala 2ª) de 19 de diciembre de 2016, rec. nº 1137/2016.
Accede al documento

“(…) el tipo viene referido a acciones sexuales, con muy diversa pluralidad de manifestaciones, donde la naturaleza sexual puede resultar inequívoca en supuestos como los de acceso carnal, que integran un supuesto agravado, pero que resulta más difícil de discernir, en supuestos de simples tocamientos. Pues si bien es cierto que nuestro Código Penal, no exige que estos actos sexuales tengan cierta relevancia desde el punto de vista de bien jurídico protegido, como sucede en derecho comparado, la pena conminada de dos a seis años de prisión, resulta indicativa de estar contemplando conductas de especial entidad.

La jurisprudencia, en ocasiones ha estimado contrario a los principios de proporcionalidad de la pena y de mínima intervención del derecho penal, que cualquier acto de tocamiento con ánimo libidinoso no consentido integrara la figura delictiva del abuso sexual, de modo que debía atenderse a la intensidad de los actos de tocamiento, su carácter fugaz, y los datos objetivos de tiempo y lugar concurrentes (cfr. STS 832/2007, de 5 de octubre).

En su consecuencia, los actos de inequívoco carácter sexual como tocamientos en la zona vaginal o pectoral, idóneos para menoscabar la indemnidad sexual de las víctimas, integran la conducta de abuso sexual del art. 183.1 CP (STS núm. 490/2015, de 15 de mayo).

Pero si los actos no se presentan inequívocos, es habitual, para acreditar su carácter sexual, atender al ánimo lascivo o libidinoso del autor. No se trata de que estemos ante un requisito subjetivo añadido al dolo, ello implicaría introducir elementos típicos ajenos al texto de la norma, basta el conocimiento de realizar acciones sexuales sobre otro sin su consentimiento o cuando el consentimiento es ineficaz; pero sucede que ese ánimo sirve para constatar la naturaleza sexual del comportamiento, ante la insuficiencia de las circunstancias objetivas del tocamiento perpetrado para explicar por sí solas su carácter sexual”. (F.D. 1º) [A.C.T.].

1 Comentario

  1. Por cierto el carácter lascivo y libidinoso de los actos constitutivos del delito de abuso sexual, deberan necesariamente ser corroborados a través de otros elementos de prueba o convicción para poder establecer la responsabilidad penal del agente, ( entre ellos principalmente un pericia psicológica sobre la credibilidad del testimonio de la victima, el reconocimiento en cámara Hessel, testigos indirectos ó e inclusive una pericia psicológica y de la conducta del imputado si la defensa y las circunstancias lo permiten, etc.) pues resulta – dada la naturaleza de este tipo de delitos- muy peligroso como ha ocurrido en la legislación y jurisprudencia Boliviana, que con la sola declaración de la victima en etapa investigativa – a titulo de evitar la revictimizacion – se pretenda condenar a una persona. Por cuanto esa circunstancia no esta lejos de vulnerar derechos y garantías fundamentales e inclusive de la comisión del delito de prevaricato por parte de fiscales y jueces que conozcan un caso de la temática que nos ocupa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here