Policía municipal condenada por revelación de secretos: 4 200 euros de multa por difundir un informe policial interno por Whatsapp.

0
224
Imprimir

Una agente ha sido condenada por difundir un documento relacionado con el colegio en el que estudiaba su hijo hasta un grupo de Whatsapp de padres de alumnos.

En Pamplona, una policía municipal fotografió una solicitud de colaboración de la Policía Foral de Navarra ante una denuncia porque un hombre había intentado convencer a un alumno menor para que le acompañara a su casa. En el documento también aparecían los datos del sospechoso, con antecedentes por delitos de pederastia.

Esta fotografía fue difundida entre su familia y otros padres de alumnos del mismo centro, y acabó en un grupo de Whatsapp de madres del colegio, cosa que desembocó en una difusión masiva, y finalmente la Policía Municipal y la Policía Foral se vieron obligadas a emitir una nota de prensa conjunta para tranquilizar a los padres.

La magistrada entiende que, al tratarse de un “documento interno de trabajo con trascendencia, una información conocida en el ejercicio de su función policial, y con relevancia”, dado que contenía datos concretos de la persona, como su nombre, dirección, nacionalidad y antecedentes penales, afectaba a la intimidad del sospecho, que finalmente no fue investigado.

Finalmente, concluye la sentencia diciendo que “todos los implicados transmitieron datos relevantes y sensibles que no debieron ser divulgados, aunque solo en la encausada concurre el hecho de que, siendo funcionaria policial, fue ella la que en el ámbito de su trabajo conoció la información y la reveló a un tercero”.

El Juzgado de lo Penal número 1 ha condenado a la acusada a pagar una multa de 4 200 euros y a año y medio de inhabilitación para empleo y cargo público.

María Hernández Giménez, estudiante en prácticas en IDIBE.

Fuente: Comunicación Poder Judicial
Acceder a la comunicación y a la noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here