Contrato a distancia (celebrado con comunicaciones entre las partes por correo electrónico) para la sustitución de un sistema de calefacción preexistente e instalación de un sistema de calefacción y aire acondicionado por bomba de calor. Desistimiento ejercitado dentro de plazo. Contrato con prestación mixta: adquisición de bomba de calor y ejecución material de las obras: restitución por parte del vendedor de la provisión de fondos recibida, reteniendo el importe correspondiente a los servicios ya prestados al tiempo del desistimiento, en aplicación del art. 108.3 TRLGDCU.

0
124
Imprimir

STS (Sala 1ª) de 14 de abril de 2021, rec. nº 1927/2018
Accede al documento

“El 4 de noviembre de 2015, Jesús Luis celebró un contrato con Tu Energy Shop S.L. (en adelante, Energy) para la sustitución del sistema de calefacción preexistente en su domicilio mediante la instalación de un sistema de calefacción y aire acondicionado por bomba de calor. Las comunicaciones entre las partes se realizaron por correo electrónico.

(…) El coste de la instalación se presupuestó en 30.653,06 € y el Sr. Jesús Luis adelantó el pago de 20.000 € como provisión de fondos.” (F.J.4º).

“En nuestro ordenamiento jurídico, los contratos a distancia de entrega de bienes o prestación de servicios con consumidores se regulan en los arts. 92 a 113 del TRLCU.

(…) Indiscutida en la instancia la cualidad de consumidor del demandante, debe examinarse si el contrato litigioso se incluye dentro del ámbito objetivo de dicha regulación.

(…) En consecuencia, si el contrato que ligaba a las partes se celebró sin la presencia física simultánea de los contratantes, en el marco de un sistema de prestación de servicios organizado por la demandada, mediante una comunicación vía internet (correo electrónico y utilización de formularios alojados en la página web del empresario) y no está incluido en el listado de exclusiones del art. 93 TRLCU, debe concluirse que el contrato litigioso es un contrato a distancia con consumidores y se rige por los arts. 92 a 113 TRLCU.

(…) El TRLCU es norma especial, por lo que, en tanto el dueño de la obra es consumidor y celebró un contrato a distancia con un profesional, no incluido en el listado negativo del art. 93 TRLCU, se aplica preferentemente en este caso al CC.” (F.J.5º).

“La consecuencia del ejercicio de ese derecho de desistimiento consiste en la extinción de las obligaciones de las partes, que se traduce en una obligación de restitución recíproca de las prestaciones, derivada de la ineficacia sobrevenida del contrato.

(…) Si bien esta previsión restitutoria es de fácil ejecución en los contratos de entrega de bienes, pues consistirá en la restitución recíproca de la cosa y el precio, no sucede lo mismo en los contratos de prestación de servicios, puesto que, una vez prestado el servicio, no puede ser devuelto, por su naturaleza incorporal, que se agota con la propia prestación. Es por ello que, en los contratos a distancia, si como ocurrió en este caso, el consumidor ha consentido que el empresario iniciara la prestación de los servicios antes de que transcurriera el plazo de desistimiento y la prestación no se ha consumado, el art. 108.3 TRLCU dispone que el consumidor deberá abonar al empresario el importe proporcional de la parte del servicio ya prestado a la fecha en la que comunique al empresario el desistimiento del total del contrato, importe que se calculará sobre el precio total acordado o sobre la base del valor de mercado del servicio ya prestado.

(…) En este caso, la prestación fue mixta, puesto que, por una parte, consistió en la adquisición por la demandada de una bomba de calor por importe de 9.092,24 €; y por otra, en la ejecución material de unas obras, que según quedó acreditado en la instancia, tuvieron un valor de 898 €.

(…) Por tanto, una vez que ya no es precisa la devolución de la bomba de calor por el demandante, puesto que en su momento rechazó su entrega, la demandada deberá reintegrar al demandante la cantidad resultante de restar el importe de los trabajos realizados (898 €) a los 20.000 € recibidos. Es decir, 19.102 €, más su interés legal desde el 16 de noviembre de 2015.

(…) En consecuencia, la estimación en parte del recurso de casación conlleva la estimación en parte del recurso de apelación y de la demanda, en el sentido de declarar que el demandante desistió correctamente del contrato y debe ser reintegrado del precio abonado conforme a lo antes expuesto.” (F.J.6º) [A.B.B].

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here